La Bocca della Verita, una maravilla romana

 

Una escena de una película puede atraer más turistas que muchas campañas de promoción  y publicidad de una ciudad o un país. En la magnífica Vacaciones en Roma”, Gregory Peck explica a Audrey Hepburn la leyenda de la Bocca della Verita (Boca de la Verdad) en Roma.

La leyenda cuenta que quien mete la mano derecha en la boca no podrá retirarla si ha dicho una mentira pues la boca se cerrará  y la mano quedará cortada con una dolorosa mordedura. En la película, Peck mete su mano en la Boca de la Verdad y la saca escondida bajo su chaqueta con el pavoroso susto de Audrey al no ver la mano de Peck.

La Bocca della Verita se encuentra  en la Piazza della Bocca della Verita, 18, cerca del río  Tíber y el Foro romano. Se trata de  una máscara de mármol de 1,75 metros de diámetro. Se halla en una de las paredes exteriores de la Iglesia de Santa María. Abre desde las 9.00 a las 18.00 horas en verano y hasta las 17.00 horas en invierno. Entrada gratuita.

Merece la pena esperar un larga cola para cumplir con el rito de la Boca de la Verdad.  Aunque se sabe que es una leyenda, todavía emociona introducir la mano en ella. Es ya un rito si uno viaja a Roma. La escultura data del siglo I. En su época, pudo usarse bien como fuente o como salida de la cloaca.  También pudo ser una divinidad fluvial.

Existen varias leyendas sobre la Boca, de la Verdad, no obstante  la más conocida es la siguiente:

Un marido celoso tenía serias dudas sobre  la fidelidad de su mujer y la llevó a la Boca de la Verdad. Sin embargo, la esposa ideó un engaño.  Un joven salió de la muchedumbre  y la besó. Este hombre era su amante. Ella gritó por haber recibido un beso de un desconocido.

Cuando la mujer juró no haber sido besada salvo por su marido y ese atrevido joven, declaró la verdad,  su mano salió de la boca sin un rasguño  y las dudas de infidelidad de su marido quedaron totalmente aclaradas.  Desde entonces, la Bocca della Verita jamás volvió a cerrarse ni juzgar a nadie por su inonencia o culpabilidad.

Foto vía Qué hoteles

Dejar respuesta