El Palacio del Quirinale abrirá sus puertas al público en Roma

palacio de quirinale

El Palacio del Quirinale se encuentra en lo alto de la colina homónima que está en  Roma, la capital de Italia. Se trata  la residencia oficial del Presidente de la República Italiana y es uno de los símbolos del Estado italiano.

Cuenta con  una superficie de 110.500 metros cuadrados y destaca como  el sexto edificio más grande del mundo en términos de superficie y la mayor residencia de un Jefe de Estado en el mundo.

Pues bien, el palacio del Quirinale abrirá sus puertas a diario y mostrará espacios hasta ahora cerrados al público para reforzar la unión histórica y cultural entre la institución y los ciudadanos.

Así, a partir de ahora el palacio se abrirá  a las visitas  todos los días de la semana. Además, se ampliará el recorrido que realizan  las visitas, a salones y ambientes que antes no eran visibles.  Incluso se habilitarán nuevos espacios para exposiciones permanentes o temporales.

Situado en la colina Quirinale, la más alta de las siete que rodean Roma, el emplazamiento de este palacio siempre ha sido un lugar ideal para organizar la vida política y social italiana, una función que se remonta a la Antigüedad, cuando en el siglo IV a.C. ya fue espacio de culto y escenario de ritos y ceremonias.

El palacio fue inaugurado  en 1573 como casa pontificia de verano por oren del papa Gregorio XIII. Luego, se transformó  en residencia real y, en 1947, se convirtió en la sede de la Presidencia de la República.

El paso de la monarquía dejó muebles, cuadros y telares, en  tanto  que de la época pontificia se conservan todavía una colección de grandes floreros orientales, consolas de fines  del siglo XVII e inicios del XVIII y algunos cuadros y telares.

Las colecciones más destacadas son las de los relojes franceses de bronce de finales del XVIII y principios del XIX, la de las piezas de porcelana del siglo XVIII adquirida por la Familia Rea italiana l y las más de cien carrozas que usaron  tanto los papas como los miembros de la monarquía.

En las estancias con decoración neorococó, decoradas con alfombras, cortinas, tapices y grandes lámparas, con muebles dorados con terciopelo rojo y techos adornados, se pueden ver colecciones de arte antiguo  y de arte moderno, con obras procedentes de varias Bienales de Venecia.

Foto vía Tripadvisor

Dejar respuesta