Geysir, un icono de Islandia

Islandia, es la segunda isla mayor de Europa, hierve y chisporrotea en el Océano Atlántico, al noroeste de Escocia, oeste de Noruega y sudeste de Groenlandia. Los vikingos consideraban que bajo la superficie de la volcánica Islandia se encontraba el Infierno. Al margen de la leyenda, lo que sí es cierto es que la isla es un verdadero curso de geología.

Compuesta por un corazón caliente de magma, un sinfín de vasos sanguíneos que vertebran la isla en forma de ríos, docenas de cascadas, innumerables lagos e hileras de aguas gélidas que se deslizan desde las blancas cumbres, Islandia ofrece al viajero una paisaje único y espectacular.

Aemás, de actividad volcánica y numerosas solfaratas, Islandia sobresale por los géiseres que son mantiales caliente que surgen en forma intermitente y con una fuerza considerable como una especie  de columna de vapor y agua caliente.

De hecho, la palabra géiser pasó a todos los idiomas por el nombre del lugar, Geysir (una zona que contiene las mejores muestras termales activas de todo el país) donde se encuentra el famoso géisir de la isla, en la región central meridional de la isla, en Haukadalur, a 57 kilómetros de Pingvellir.

El Gran Geysir, cuyas erupciones llegaron alcanzar los 80 metros de altitud, hasta que a principios del siglo XX comenzó a perder actividad, debido a que los turistas no paraban de lanzarle rocas y desperdicios. Según informes de los expertos, desde el año 2003, el Gran Geysir ha reiniciado su actividad y hay semanas en las que entra varias veces en erupción.

Ahora la gran estrella es el Strokkur, cuyas aguas llegan a los 20 metros en breves erupcionse que se repiten cada cinco minutos. Ultimamente, está un poco “cansado”, por lo que hay que volcar jabón en polvo en el pozo para hacerlo esculpir. Se hace cada cierto tiempo y la noticia es difundida por los medios de comunicación para que nadie se pierda el espectáculo.

Por lo tanto, Geysir es un lugar atrapado por el contraste entre el azul de los pozos y el estallido de espectaculares géiseres. Se trata de un lugar hermosos, ideal para extasiarse con la contemplación de la naturaleza. Existen otros géiseres en el planeta, pero la combinación de este fenómeno geológico con el paisaje hacen única la visita a Islandia.

Foto vía Aqua

Dejar respuesta