La Calzada del Gigante

La Calzada del Gigante es el único lugar de Irlanda del Norte declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. También es Reserva Natural Nacional.  Atrae a numerosos turistas cada año.

Se cree que la Calzada del Gigante se formó hace más de 60 millones de años, cuando una serie de erupciones volcánicas subterráneas provocaron que una gran cantidad de basalto líquido fuera expulsado a la superficie. Al enfriarse, el basalto se encogió y se quebró en las 37.000 columnas hexagonales que se pueden ver hoy en día, extendiéndose desde los acantilados hasta el mar.

Se halla en la costa nororiental de la isla de Irlanda, a unos 3 kilómetros de Bushmills en el Condado de Antrim (Irlanda del Norte). Se puede llegar a ella fácilmente en coche tanto desde Derry como desde Belfast.

Es un lugar singular y mágico que ha dado pie a varias leyendas, la más conocida cuenta que el guerrero gigante , Finn MacCool, construyó la calzada sobre el mar hasta la isla de Staffa en Escocia, donde vivía su amante. Otra leyenda dice que son las piedras que se tiraban los  gigantes Finn de Irlanda y Bennadonner de Escocia debido a su enemistad.

La costa de la Calzada del Gigante es fascinante de por sí, con espectaculares cuevas para visitar (algunas a pie y otra en barca), castillos en ruinas y preciosas bahías de arena.

El castillo de Dunluce, del siglo XIII, está colgado sobe una roca conectada al continente por un puente que atraviesa un enorme barranco. El castillo Dunseverick es una fotificación más antigua situada al este de la Calzada del Gigante, y todavía más al este se llega al castillo Kinbane, del siglo XVI.

Además, la isla Rathlin está a 8 kilómetros de la costa de Ballycastle y se accede a ella en barco. Su principa atractivo es la cueva Bruce, en la que en 1306, Robert Bruce, rey de Escocia, tuvo la inspiración de recuperar a su país gracias a una araña.

El Centro para visitantes de  la Calzada del Gigante abre todo el año. Se encuentra situado  a un kilómetro  de la Calzada, y ofrece servicio de autobús hasta las piedras. Si bien, también se pueden visitar a pie.  La Calzada puede ser recorrida  en cualquier momento.

Foto vía Los Tops del Mundo

Dejar respuesta