Winchester, una belleza inglesa

Winchester es una preciosa localidad del sur de Inglaterra. Se trata de una de las ciudades más antiguas de Inglaterra. Los numerosos monumentos góticos que rodean su catedral la convierten en uno de los mayores centros artísticos del país. En este lugar se respira una atmósfera de otros tiempos.

High Street es la calle principal de la ciudad. En el primer tramo podremos ver la estación de Alfredo el Grande y  la capilla de St.John’s Hospital. Más adelante está el Guilldhall, construido entre 1871 y 1873, donde se ha instalado un museo en el que pueden contemplarse mapas antiguos y donde se celebran exposiciones temporales.

Hacia la mitad de la calle se levanta la Butter Cross, del siglo XV, en torno a la cual se celebraba el mercado. Además, hay que deteners en el Old Guildhall, la God Begot House y la Westgate, la puerta de la ciudad y todo un ejemplo de arquitectura militar medieval.

La Catedral de Winchester es uno de los monumentos románico-gótidos más importantes de Inglaterra. Llama la atencón su sorprendente desarrollo horizontal: sus 167 metros de longitud la convierten en la catedral medieval más larga de Europa. La construcción se inició en 1079, pero tras una serie de vicisitudes se concluyó en 1404.

En esta impresionante catedral debemos contemplar la fachada, la nave central, la nave derecha, los sepulcros, la pila bautismal, las capillas, el coro la sillería, el trascoro, la biblioteca, el presbiterio y la bóveda de crucería. Toda una maravilla que cautivará nuestros sentidos.

Asimismo, en Winchester sobresale el Great Hall. Se trata del único resto significativo del antiguo castillo fundado por Guillermo el Conquistador y destruido por Cromwell. Es un salón gótico, dividido en tres naves, separadas por pilares fasciculados de mármol negro de Purbeck, e iluminado por ventanas geminadas con tracerías caladas. La atracción principal es la Tabla Redonda del Rey Arturo, no es la original (data del siglo XV), pero es muy bonita, y está pintada con los nombres de los caballeros y la efigie del rey.

Por último, la visita a Winchester se debe completar con  la Peninsula Barracks, unos edificios militares convertidos en un museo militar; The Close, recinto donde se encuentran las dependencias episcopales; Winchester College, la escuela privada más antigua y una de las más exclusivas de Inglaterra; y St.Cross Hospital, la institución caritativa más antigua del país, fundada en 1136 por el obispo Henry de Blois.

Dejar respuesta