La playa de Chesil

La playa de Chesil es la parte más extraordinaria de la costa de Dorset al sur de Inglaterra y una de las más extrañas de la costa inglesa. Se extiende a los largo de 29 kilómetros , y es una playa de guijarros de 170 metros de ancho y 14 metros de alto que va desde Portland hasta Burton Bradstock.

Los guijarros disminuyen de tamaño de este a oesta, en Portland son del tamaño aproximado de un puño, mientras que en Burton Bradstock tienen el tamaño de un guisante. Esta singular playa ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Se puede llegar en coche desde Dorchester o Southampton, o en tren hasta Weymounth. Hay que tener cuidado pues se trata de una de las playas más peligrosas de Europa.

Esta playa de guijarros se formó por el amontonamiento de las corrientes litorales; las poderosas corrientes costeras hacen que las olas rompan en la orilla oblicuamente., lo que ha producido el amontonamiento de millones de guijarros depositados aquí desde hace milenios. Estas potentes corrientes la convierten en una de las playas más peligrosas del continente europeo, y las tumbas de muchos cementerios locales dan testimonio del gran número de ahogados y naufragios que se han producido en ella.

No obstante, la playa de Chesil es extremadamente popular entre los pescadores, que adoran su entorno salvaje y virgen. En el extremo este, la playa une la isla de Portland con el continente rodeando una laguna  conocida como “The fleet”, en la que habitan miles de aves marinas y zancudas.

El centro de la playa de Chesil alberga una exposición sobre la región que incluye varias muestras interactivas, y los visitantes pueden hacer una excursión por “The fleet” en un barco con suelo de cristal.

Además, hay que visitar el Centro de Naufragios, la cala Lulworth, la Durdle Door, Weymouth y Portland Bill. Un lugar único de la costa sur de Inglaterra.

Dejar respuesta