El Museo Británico

El Museo Británico es uno de los más grandes museos del mundo, no sólo por el volumen de los tesoros que contiene sino también por la calidad de sus colecciones. Si uno viaja a Londres debe visitar de forma ineludible este museo; saldrá encantado. Una experiencia única.

La entrada al Museo Británico es gratuita. Se llega fácilmente a través de las estaciones de metro de Russell Square, Holborn o Totteham Court Road. También se puede ir en taxi o dando un paseando por el bello Londres. Situado en Bloomsbury (en la calle Russell Street), el edificio actual es de 1823, y constituye un imponente ejemplo de arquitectura neoclásica del siglo XIX.

El Museo Británico abre todo el año con los siguientes horarios: De sábados a miércoles: 10:00 a 17:30; y Jueves y viernes: 10:00 a 20:30. Cierra el 25 de marzo, el 24 y 26 de diciembre y el 1 de enero.

La colección se inició en 1753 cuando Hans Sloane cedió su extensa colección de pintura y antigüedades al Parlamento a cambio de muchos menos de su valor real. Posteriormente se añadieron otras colecciones, como la Royal Library, cedida por Jorge II. La colección pronto fue demasiado extensa para albergarla en el antiguo edificio, y Rober Smirke empezó a trabajar en el edificio actual.

En los años ochenta del siglo XIX, la colección de historia natural se trasladó a a un nuevo edificio en South Kensington, y el Museo Británico se concentró en coleccionar, albergar y proteger tesoros de todo el mundo.  Recientemente, la British Library se ha trasladado y el espacio que ocupaba se ha transformado en el Great Court (Gran Patio). en su centro está la abovedada Reading Room (sala de lectura).

Por último, el museo alberga algunos artefactos de valor inestimable, como los mármoles de Elgin del Partenón de Atenas, la Piedra Rosetta, una espectacular colección egipcia, una cabeza gigante de la isla de Pascua y los tesoros de Sutton Hoo, entre las 70.000 piezas exhibidas en sus extensas galerías. En total, incluyendo cuadros y dibujos, la colección contiene más de siete millones de piezas.

Dejar respuesta