Plaka, un hito ateniense

Atenas es una de las ciudades más visitadas de Europa. La capital de Grecia cuenta con numerosos atractivos para los turistas. En esta ocasión, vamos a conoce dos de los lugares más frecuentados por los habitantes de la capital como por los visitantes.

Plaka, el histórico barrio ubicado a los pies de la Acrópolis, es un espléndido  lugar de enorme atractivo tanto para los turistas llegados de todo el mundo como para los propios griegos. Se trata de unos los mayores iconos de Atenas y todo aquel que la visita sale maravillado de aquí.

Su estructura edilicia en gran medida deriva del período de ocupación otomana, cuando fue derruida  la urbanización de planta regular y se cambió por una urbanización sin planificación, ajustada a los accidentes del relieve. Ello  ha dado origen a un barrio de calles laberínticas, en muchos casos estrechas y cuesta arriba, que están repletas de tabernas, restaurantes, cafeterías, tiendas de souvenirs y galerías.

Plaka es una animada y colorida mezcla de la antigua Atenas. Más allá de la  zona turística, hay que explorar las estrechas calles adoquinadas de Plaka, repletas  de notables  monumentos y ruinas bizantinas y otomanas. En esta zona, el tránsito de coches está limitado y cada vez hay más calles peatonales.

Una de las mayores sorpresas de Plaka es Anafiotika, un pintoresco laberinto de callejones tranquillos y serpenteantes, poblado de casas adornadas con buganvillas y macetas de colores. Estas fueron erigidas por albañiles de la isla de Anafi que emigraron a Atenas para edficiar el palacio del rey durante la reconstrucción de la ciudad después de  la independencia. En el barrio continúan viviendo muchos de sus descendientes.

La iglesia de Agios Georgios (San Jorge de la Roca), construida en el siglo XVII, señala la entrada a Anafiotika, en tanto que la iglesia de Agios Simeon, construida en 1847, está situada hacia el norte. La mayor parte de la iglesias de Plaka continúan en funcionamiento y durante las misas de Pascua atraen a numerosas gente.

Finalmente, bastantes  edificios de Plaka se han ido restaurando a medida que la zona se convertía en una de las areas má selectas de Atenas, popular entre artistas e intelectuales.

Foto vía Diario del Viajero

Dejar respuesta