Micenas, una joya de la Grecia clásica

puerta-de-los-leones-micenas1

En el segundo milenio antes de Cristo, Micenas era uno de los más destacados centros de la civilización griega y una fortaleza militar que dominaba la mayoría del sur heleno. La etapa de la historia griega comprendida entre el 1600 y el 1100 a. C. se denomina micénico en reconocimiento a la posición de liderazgo de Micenas.

Actualmente, Micenas es un yacimiento arqueológico que se halla a 90 kilómetros al sudoeste de Atenas, en el nordeste de la península del Peloponeso (Grecia). Se han descubierto restos de esta época histórico en las ciudades de Tirinto, Pilos, Orcómeno, Yolcos y Gla.

En las estribaciones de lo montes Agios Ilias y Zara se alzan las ruinas de la antigua Micenas de aspecto sombrío y repletas todavía de poderío y grandeza. Entre  1.600 y 2.000 antes de Cristo, fue la ciudad más importante de Grecia, que dominaba todo el territorio de Argolid (actual provincia de Argolis) y tuvo gran influencia sobre los otros reinos micénicos.

Según Homero, la ciudad fue fundada por Perseo, hijo de Danae y Zeus. Por otr olado las evidencias arqueológicas demuestran que los palacios de los reinos micénicos fueron destruidos en el año 1.200 antes de Cristo en medio de la decadencia  de la civilización micénica.

La puerta del León es la entrada a la ciudadela de Micenas, denominada de este modo por el grabado de dos leones que decoran el dintel.  En el interior de la ciudadela se contempla el cementerio real (círculo funerario A), con seis tumbas. Al sur del círculo funerario A están  algunos restos de casas. En una de ellas se descubrió el conocido jarrón del Guerrero.

Finalmente, el camino principal conduce  al palacio de Agameón, concentrado en el gran patio. Las habitaciones orientadas al norte eran las estancias reales privadas. En una de estas cámaras se cree que pudo ser asesinado Agameón.

Dejar respuesta