Dos preciosas e históricas colinas de Atenas

 

Atenas guarda auténticas maravillas de su pasado histórico. Entre ellas, os propongo visitar la colina de Filopappos y la colina de Pnix, ambas situada en en el entorno de un icono de la capital de Grecia, la Acrópolis.

También conocida como la colina de las Musas, la colina de Filopappos, cubierta de pinos y cipreses, y ubicada al oeste de la Acrópolis, es un lugar ideala para pasear, con preciosas vistas de la Acrópolis, de las llanuras del Atica y del golfo Sarónico.

En su cima se levanta el esplénddo monumento a Filopappos, erigido entre los años 114 y 116 en honor de Julio Antíoco Filopappos, un reputado gobernador romano que aparece en el friso conduciendo su carro. En el año 294 antes de Cristo, se construyó  aquí un fuerte destinado a la defensa de Atenas

Desde 1965, el Teatro de Danza de Dora Stratou organiza  espectáculos de música y danza tradicionales griegas en la colina de Filopappos. La compañía ha ofrecido más de 5.000 representaciones ante más de 2,6 millones de personas.  

Un sendero que parte de la taberna Dionyssos conduce a la iglesia de Agios Dimitrios Loumbardiaris, construida en el siglo XVI y llamada así por  un incidente en el que la guarnación turca de la Acrópolis intentó atacar con un cañón a los cristianos reunidos en la iglesia, pero, milagrosamente, un rayo mató a los soldados antes de que pudieran disparar. Restaurada en 1950, acoge algunos frescos excelentes y en ella se celebran numerosos bautizos y bodas.

Al norte de la colina de Filopappos se hallan la colina del Pnix, de menor altura. Era el lugar de reunión de la asamblea democrática en el siglo V antes de Cristo. Arístides, Demóstenes, Pericles y Temístocles fueron algunos de los oradores que se dirigieron a las asambles de ciudadanos griegos de esta colina ateniense.

Al noroeste de Pnix se halla situada la preciosa colina de las Ninfas, en cuya cima está el Observatoro de Atenas, construido en la década de 1840. Por último, descendiendo por la colina se encuentra la iglesia de Agia Marina, donde el 17 de julio se celebra un festival anual con un singular feria callejera.

Foto vía Lo que hay que ver en Grecia

Dejar respuesta