La abadía de Tintern, un hito galés

La abadía de Tintern se encuentra en el sur de Gales (Gran Bretaña), a unos ocho kilómetros de Chepstow, entre el extremo sur del singular pueblo de Tintern y el río Wye.  Se trata del primer monasterio cisterciense del País de Gales. Para visitarla hay que pagar una pequeña entrada, pero merece la pena dada su belleza y su historia.

Su emplazamiento es adorable y no sólo los bosques que rodean la abadía cambian con las estacions, sino que también el río Wye lo hace, toda vez que está sujeto al régimen de mareas. En invierno, el río es alto y penetra en la desembocadura del Servern, mientras que en verano es bajo y serpentea apaciblemente.

La abadía de Tintern fue fundada en el año 1131 por unos monjes cistercienses. Fue el primer cisterciense en Gales y el segundo de Gran Bretaña. Reconstruido en el siglo XIII, albergó a 400 monjes, y a pesar de los estragos causados por la peste negra en la comunidad, sobrevivió hasta 1536, cuando Enrique VIII propugnó la disolución de los monasterios y la abadía entró en clara decadencia.

Hoy en dia, del cuidado de las ruinas, se encarga el Cadw, Monumentos Históricos de Gales, y se llevan a cabo trabajos de mantenimiento y restauración para garantizar su conservación.

La imponente iglesia gótica de la abadía es el corazón de las ruinas (los demás edificios del recinto están en peores condiciones y se conserva poco más que sus fundamentos, aunque merece la pena verlos) y aunque no tiene tejado, todavía se ve completa.

Por último, la nave de la iglesia tiene 69 metros de longitud y la mayoría de sus columnas siguen en pie, además de toda la arcada sur y parte del claustro. Las columnas soportan arcos fabolusamente moldeados, y el trabajo decorativo que contienen es soberbio. En ocasiones, la iglesia se utiliza para ceremonias que, incluso para los no creyentes, resultan conmovedoras y espirituales.

Foto vía Viaje a Gales

Dejar respuesta