Un mirador singular en los Alpes franceses

Los Alpes de Francia cuentan desde el pasado 21 de diciembre  con un mirador no apto para viajeros con vértigo pues  se trata una impresionante caja de cristal suspendida a casi 4.000 metros de altura con unas vistas espectulares del paisaje de estas conocidas montañas europeas.

Esta nueva atracción es una cabina de vidrio que está en la terraza superior del macizo ‘L’Aiguille du Midi’, de 3.842 metros de altura. Esta es una montaña ubicada en el macizo francés del Mont Blanc, que debido a su altitud es la más alta de las Agujas de Chamonix.

La ‘Aiguille du Midi’ atrae  a miles y miles  de turistas. Así, para mejorar la experiencia de los visitantes hace dos años se puso en marcha un ambicioso proyecto que incluye una rehabilitación completa de la ubicación.

El llamado ‘Step into the Void’ es parte de este gran proyecto que contará también con  un museo de alpinismo y una cueva de hielo. Todo ello para potenciar el turismo.  El lugar se encuentra emplazado por encima del pueblo Chamonix y para acceder allí se tiene que subir al teleférico.

El diseñador de esta espléndida experiencia alpina es Pierre-Yves Chays, quien se inspiró en un mirador que existe en el Gran Cañón del Colorado, en Arizona (Estados Unidos de Norteamérica). ‘ Esta nueva estructura de cristal  permite al visitante disfrutar de una vista bajo sus pies con una caída libre de 1.035 metros. Impresionante.

‘Paso al vacío’ es el nombre con que La Compagnie du Mont Blanc, operadora del sistema de transporte en las montañas, ha bautizado esta flamante atracción turística.

Esta instalación ha sido concluida con los más altos estándares de seguridad y claridad. De este modo,  puede soportar vientos de más de 220 kilómetros por hora y temperaturas de hasta 60 grados. Los cinco paneles de vidrio tienen 12 milímetros de espesor, y cada uno de ellos está compuestos por tres capas unidas por soportes metálicos.

Foto vía Europa Press

Dejar respuesta