Senlis, una preciosa ciudad próxima a París

Senlis está  a 52 kilómetros de París (Francia). La ciudad, que se divisa desde la lejanía debido a las agujas de su catedral, está rodeada de áreas boscosas y preciosas murallas galo-romanas muy bien conservadas que encierran una parte de casco antiguo, un laberinto de estrechas callejuelas flanqueadas por altos muros de piedra que esconden bellos patios y jardines.

Senlis se trata de una localidad pintoresca y evocadora, atravesada por un diminuto río, el Nocette, por el que recomiendo dar una agradable paseo hacia Saint-Vincent. En torno al centro histórico aparecieron aldeas satélite donde el desarrollo comercial y económico están en plena extensión.

La visita arranca en la catedral de Notre-Dame de Senlis, un sublime edificio gótico erigido durante el siglo XII, con añadidos y modificaciones que fueron incorporadas después del incendio que arruinó el conjunto en el siglo XVI. Sobresalen la gran portada occidental y las dos torres asimétricas con el pináculo al sur.

Después, se acude al Museo del Arte. Ubicado en el antiguo Palacio episcopal (siglo XIII) reúne materiales arqueológicos, entre los que llaman la atención  exvotos provenientes de un templo galorromano excavado en el bosque de Halatte, un pieza de bronce con la inscripción del emperador Claudio, una serie de esculturas góticas, algunas joyas merovingias y la Huída a Egipto de Champaigne.

Además, se puede visitar la Chapelle Royal Saint-Frambourg. Desde que en 1973 la compró el pianista Georges Cziffra ha sido convertido  enel  auditorio Franz Liszt, donde se programan conciertos con frecuencia. La capilla fue fundada en el año 990 por la la reina Adelaide, esposa de Hugo Capeto, para conservar las reliquias del santo. En el siglo XIII, fue reconstruida completamente  siguiendo un estilo parecido a Notre-Dame de París.

Finalmente, la estancia en Senlis se finaliza  con la visita del Chateau Royal, que alberga el Musée de la Vénerie, y la Abbaye Saint-Vincent, una de las más antiguas de esta región francesa.

Dejar respuesta