Perpiñán, el sabor catalán en Francia

Perpiñán es una ciudad situada en el sudeste de Francia, capital del departamento de Pirineos Orientales, en la región de Languedoc-Rosellón. Fue capital del Rosellón que perteneció a Cataluña hasta el siglo XVII.  Así, el 40% de su población sabe hablar en catalán.

El sabor catalán de Perpiñán le confiere un cierto aire sureño, con sus paseos de palmeras  a ambos lados del río Tet, las casas y las fachadas de color turquesa y roja, y las calles del barrio árabe donde se venden aromáticas especias, cuscús y paella.

El Perpiñán actual es la vibrante capital de Rosellón y ocupa un lugar importante en el desarrollo de las zonas turísticas del mar Mediterráneo. Alcanzó su cénito durante los siglos XIII y XIV bajo el dominio de la monarquía de Mallorca y de Aragón. Así, el gran palacio de los Reyes de Mallorca todavía ocupa un lugar destacado en el sur de la ciudad.

La fuerte identidad catalana de Perpiñán queda patente en la fiestas de verano en las que se bailan sardanas en la plaza de la Loge. También se respira un ambiente muy catalán durante la procesión anual de la Cofradía de la Sanch en Viernes Santo.

Uno de los mejores edificos de Perpiñán es la Loge de Mer. Construido en 1397 como Casa de Cambios Marítima, sólo la parte este mantiene el diseño gótico original. El resto del edificio se reconstruyó en estilo renacentista en 1540.

A su lado se halla el Hotel de Ville, con su fachada de de piedra y sus puertas de hierro forjado. Al este se encuentra el laberíntico barrio de la catedral St-Jean, con sus estrechas calles y plazas con edificios de los siglos XIV y XV. La Cathédrale St-Jean se comenzó a levantar en 1324 y se terminó en 1509. Está construida con piedra de río y ladrillo rojo a capas, estilo común en la región debido a la escasez de otros materiales.

Por último, hay que visitar dos interesantes museos. El Musée d’Arts et de Traditions Populaires du Royssilllon alberga una colección de objetos de artesanía catalana, utensilios agrícolas, cocinas, muebles, telares y piezas de terracota vidriada. El Musée Rigaud conserva una ecléctica colección en la que dstaca Hyacinthe Rigaud, nacido en Perpiñán y pintor de corte de Luis XIV y Luis XV; además hay obras de David, Greuze, Ingres, Duffy, Picasso, Maillol, Alechinsky, Appel, Brune, Terrus y Violet.

Dejar respuesta