La isla de la Cité, el corazón de París

 

La isla de la Cité es la cuna de París, uno de sus lugares más mágicos y bonitos. Alrededor del año 2.000 a.C., unos pescadores se instalaron aquí y fundaron el poblado de Lutecia que en la época galo-romana se convirtió inmediatamente en un centro de transporte fluvial. En 360, recibió el nombre de París; en 560, Clodoveo lo convirtió en capital de su reino, transformándolo así en un centro político, jurídico, espiritual y cultural.

La isla de la Cité se encuentra en medio del río Sena, en el corazón de París. En ella, se encuentran tres edificaciones de la época medieval como la Conciergerie, la Saint-Chapelle y la Catedral de Notre-Dame. Además, destacan la plaza Dauphine, el mercado de flores y pájaros, el Pont-Neuf y el Hotel Dieu.

1º. Conciergerie:

En el paraje donde residieron los gobernadores romanos y los primeros capetos, Felipe el Hermoso mandó construir, a principios del siglo XIV, el sólido palacio de la Cité, considerado uno de los palacios más admirables de la Edad Media. Abandonado después en favor de Louvre y Vincennes, en el siglo XV fue transformada en prisión. Hoy en día, albergal el Palacio de la Justicia.

2º. Catedral de Notre-Dame:

Es uno de los mejores ejemplos del primer gótico de finales del siglo XII. Obra maestra del gótico francés y un icono de París. Su exterior y su interior merecen disfrutarse con suma atención.

3º. Sainte -Chapelle:

Alargada, etérea, con sus muros aligerados por vitrales y rosetones que filtran la luz, Sainte-Chapelle es la joya del gótico galo. San Luis la mandó construir entre 1241 y 1248 para albergar las reliquias de la Pasión de Cristo que se instalaron en la capilla alta dentro de una caja de plata y cobre dorado.

4º.Mercado de flores y pájaros:

Desde 1808, existe este mercado a pocos minutos de Notre-Dame. Hay de todo: plantas, arbustos y, sobre todo, buenos consejos para adornar balcones y terrazas. El domingo, los pájaros reemplazan a las flores.

5º. Pont-Neuf:

Empezado en 1578 e inaugurado en 1607, el Pont-Neu es el puente más antiguo de París. Sobre sus pilastras, con espacios semicirculares provistos de bancos, hay una vista espléndida de los muelles del Sena.

6º. Plaza Dauphine:

Construida en 1607 sobre un brazo pantanoso del Sena, la plaza Dauphine fue nombrada así en honor del futuro Luis XII. Con forma rectangular, estaba rodeada de 32 mansiones. Se accedía a ella por dos pasajes de los que solamente subsiste uno, hacia Pont-Neuf.

Foto vía Dorothy Alexander

Dejar respuesta