El Parc de Belleville, una maravilla parisina

75parcbelleville

En París, existen varios parques donde poder descansar y pasear. Uno de de ellos es el Parc de Belleville. Para llegar allí hay que  apearse en dos paradas de Metro: Pyrénées y Belleville. Permanece abierto desde las 8.30 a las 17.30 horas.

En los años 80 del siglo XX, la remodelación de este lugar fue total, pues al transformar unas casas vetustas en modernos alojamientos, los arquitectos no se lucieron mucho, si bien  respetaron una altura moderada de los nuevos edificios.

Las construcciones más recientes parecen querer arreglarlo un poco este hecho. Lo mejor  fue que se abrió el parque de las alturas, desde el que se divisa la capital francesa, constituyendo un espacio verde que la zona estaba echando en falta. Se inauguró en 1988 por Jacques Chirac, en áquella época  alcalde de París.

Escarpado en un flanco de la colina, este apaciable parque de 45.000 metros cuadrados multiplica los espacios diferentes, aunque es poco frecuentado. El parque tiene sus cepas de vid (que rememoran el pasado vinícola de la zona) parras y glicinas. Se trata  de el punto más alto de la ciudad por encima de Montmartre.

En este parque se encuentra  la Maison de l’Air que se puede visitar todos los días, salvo  los lunes y los festivos, desde las 13.30 a las 17.00 horas, y las 18.30 los fines de semana en verano. Aquí se  explica la importancia del aire. Al lado, se alza un anfiteatro al aire libre que alberga  un festival de música en junio.

En el sector norte del parque, la rue des Envierges y la rue Piat ofrecen un bonito panorama de la ciudad por encima de aquél. Al oeste, discurre el boulevard de Belleville, el reino del calzado barato, del shisk kebab, de las pasterlerías orientales y de los bazares del tipo “todo a cien”.

Por lo tanto, te recomiendo pasear durantes unas horas por el Parc de Belleville. Asimismo, no olvidéis la cámara de fotos toda vez que  desde este parque se pueden captar bonitas  imágenes de París.

Foto vía Jardinez.com

Dejar respuesta