Auteuil, un singular y precioso barrio parisino

Auteuil

Auteuil pasó a pertenecer a  la villa de París en el año 1860. Hasta entonces había sido un apacible pueblo a orillas del Sena donde en el siglo XVII muchos artistas y famosos residían allí. En el siglo XIX, todavía mantenía su fama de pueblo residencial. Tanto rico y conocido codo con codo ocasionó la popular competitividad y las villas empezaron  a rivalizar en cuanto a arquitectura y lujo.

La visita a este barrio arranca  en la rue La Fontaine pues  es la calle que mejor ejemplo ofrece del “Art Noveau”, especialmente el edificio número 14, donde está el Castel Béranger, un bloque de pisos baratos del arquitecto Guimart y que logró conquistar  el concurso de fachadas de la ciudad de París.

En el número 40, se levanta un edificio neogótico que es usado por los huérfanos aprendices de Auteuil. En el número 60, está el Palacete de Paul Mezzara el cual pese a un cierto aire gótico se aprecia perfectamente el estilo de su autor: Guimard. En el número 96, se encuentra  la casa donde nació Marcel Proust.

Por otra parte,, en el 122 de la avenue Mozart, se halla la Villa Flore. Se trata de la casa que Hector Guimard se levantó cuando contrajo matrimonio con la pintora norteamericana Adeline Oppenheim; el arquitecto ya no usa su “Art Nouveau”, ahora se impone un “Arte Moderno”.

En el número 25 de la rue Claude Lorrain se alza  Las Tres Villas. Son tres chalets que componen un grupo muy homogéneo y un rincón casi campestre en plen París: Villa Dietz-Monnin (rue Porant de Roan), villa Emile Meyer (rue Claude Lorrain) y villa Cheyson (rue Boileau).

Por último, la visita a este barrio pasirino se pueden completar con estos siguientes edificios: Hameau Boileau, invernadero de Auteuil, Squaere des Poetes, Fundacion Le Corbusier y la villa Beauséjour.

Foto vía Venere.com

Dejar respuesta