Amboise, una sorpresa francesa

Amboise es una ciudad medieval situada en la región central de Francia, en el departamento de Indre-et-Loire, a la orilla derecha del río Loira. Se trata una  localidad de calles medievales y mercados entres Blois y Tours. Durante los siglos XV y XVI fue residencia y cuna de reyes.

Dominada por el notable castillo real, Amboise fue escenario de conspiraciones frustadas y el último taller de trabajo de Leonardo da Vinci,donde el 2 de mayo de 1519, falleció tras vivir aquí durante  tres años.

El núcleo urbano de Amboise se recorre fácilmente en unas horas y luego hay que recorrer el castillo y las muralla para  finalizar el paseo por las boscosas y bellas orillas del Loira.

El castillo, ubicado en la place Michel Debré, se levanta en un promontorio rocoso sobre el Loira y está izado sobre dos poderoras  torres reconstruidas en el siglo XV. La capilla de Saint-Hubert está  a un lado de la terraza apoyada sobre un contrafuerte. Se trata de una genuina filigrana de arquitectura gótica flamígera del siglo XV en cuyo interior se conserva  la lápida que guarda los restos de Leonardo da Vinci.

Por otra parte, el  Logis du Roi (Palacio Real) está formado por dos cuerpos en ángulo. El que mira al Loira, de estilo gótico, fue levantado en tiempos de Carlos VIII y cuenta con una bella fachada El otro cuerpo, renacentista y con dos preciosas torres, es de la época de Luis XII y Francisco I.

En el punto de unión de los dos cuerpos arranca desde el suelo la Tour des Minimes, un torreón circular por el que se accede al recinto. Asimismo, sobresalen la Salle de la Garde y la Salle des Etats.

Para finalizar la visita a Amboise se puede acudir a la iglesia de St.Florentin, el Hotel de la Ville (hoy en día sede del Museo de Historia de Amboise), la iglesia de St.Denis , el Chateau du Clos-Lucé y la Pagoda de Chanteloup.

Dejar respuesta