Rauma, una preciosidad finesa

Rauma es una preciosa ciudad de Finlandia, situada en la costa oeste del país, a 50 kilómetros al sur de Pori y a 92 kilómetros al norte de Turku. Pertenece a la región de Satakunta. Su población roza los 40.000 habitantes.

La antigua población de Rauma, con sus 600 casas de madra de siglos XVII y XVIII con fachadas de delicioso colorido, es, junto con Naantali y Porvo, una de las ciudades históricas mejor conservadas de Finlandia.

Además, se ha incendiado menos que las demás. Sus viejos barrios y su dédalo de callejones fueron reconstruicos tras el último gran incendio (1862). Lo que le ha valido el honor de ser incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1991 como ejemplo de población nórdica construida enteramente con madera.

Un paseo por el casco antiguo de Rauma os transpartorá a otros tiempos. En ese dédalo de callejuelas con casas de madera pintada de los siglos XVII, XVIII y XIX, el paseante tiene la impresión de encontrarse en una época pasada. En este lugar de construcciones sorprendentemente bajas, el reloj parece haberse parado a principios del siglo XX.

Luego, hay que contemplar la Pyhän Ristin Kirkko (iglesia de la Santra Cruz), construida en el siglo XVI, cuyo interior está decorado con frescos que ilustran la vida de la Virgen. Su campanario blanco, erigido en 1816, servía de punto de referencia a los navegantes.

A renglón seguido, se puede acudir al Rauman Taidemuseo (Museo de Arte) que se encuentra ubicado en la casa privada de piedra más antigua de la población, levantada en 1795. Acoge interesantes exposiciones temporales de arte contemporáneo.  Otro museo interesante es el Museo del Antiguo Ayuntamiento, un reducido museo histórico con pinturas, encajes, maquetas y otros objetos.

Además, hay que acudir al Museo Marítimo que se halla ubicado en una antigua escuela de navegación, de arquitectura novecentista y aspecto de faro. Tiene una presentación antigua, pero una escenografía moderna.

Por último, si se puede hay que disfrutar de la Semana de la puntilla. Se trata de la fiesta veraniega más grande de la población y dura una semana. Termina el último viernes de julio con el carnavl dela puntilla negra. Los participantes son invitados a ponerse un vestido o un complemento hecho con encaje de ese color.

Dejar respuesta