Hamina, un hito finés

Hamina es una localidad situada en el sur del país  y puerto principal de Finlandia, sobre todo, para cargamentos forestales a Rusia. Su centro histórico tiene forma octogonal, y junto a los desaparecidos muros y bastiones que lo rodeaban en 1790 constituyó la estrella de ocho picas más segura del sur de Finlandia. Este fortín clasicista apenas dista 37 kilómetros de la frontera con Rusia, en la “ruta del Rey” entre Estocolmo y San Petersburgo.

Al principio, en tiempos medievales, este lugar constituía una espacio comercial fronterizo y muy activo. La iglesia de piedra de Vehkalahti (siglo XV)  se alzaba como el edificio más importante, y su aspecto actual se debe a la reconstrucción que C.L. Engel realizó en 1828.

Keskutori es el núcleo de un octágono, un plaza redonda con calles concéntricas y ocho salidas radiales, un centro urbano que estuvo protegiro por muros y bastiones hacia 1790- En el centro de la plaza se conserva el Raatihuone (Ayuntamiento), y saliendo en dirección sur se llega hasta los restos de muros defensivos y bastiones que fueron restaurados hace medio siglo.

Para conocer la historia de Hamina, lo mejor es entrar en alguno de sus museos. En Kadettikoulunkatu 2 se halla el Museo Municipal, antiguo palacio con historia, pues en el año 1783 sirvió de sede para la cumbre ceremonial entre Catalina II de Rusia y el rey de Suecia, Gustavo III.

Otra visita interesante lleva al Kasarminkatu 6, lugar dondes se alza el Kauppiaantalomuseo, un espacio detenido en el tiempo que muestra la tienda comercial de ultramarinos y la casa de un comerciante de principios del siglo XX. Saliendo por la puerta trasera se accede a una manzana de  casas de madera y talleres.

Al lado del museo, todavía se conserva activa la vieja panadería de Vera Resenkov. Entre las calles de ambos museos se levanta la iglesia ortodoxa Pietari Paaralin Kirkko.

Dejar respuesta