Estepa, una bella localidad sevillana

estepa sevilla

Estepa es una preciosa ciudad de la provincia de Sevilla (Andalucía). Se encuentra situada en la zona sureste de la provincia, en la comarca de la Sierra Sur. Se halla a 87 kilómetros de Córdoba, 102  kilómetros de Málaga y 111 kilómetros de Sevilla.

Aunque su fama le provenga de los tradicionales polvorones navideños, destaca por ser  una ciudad tranquila y muy peculiar, dispuesta en plazas y calles escalonadas que cubre la ladera del cerro de San Cristóbal, desde donde la vista llega a las provincias de Córdoba, Málaga y Granada.

Ascendiendo por la calle Virgen de la Asunción (Saladillo en los siguientes tramos) se halla a la derecha la iglesia de la Asunción, un buen ejemplo del lema barroco “horror al vacío”. Las pinturas que adornan el interior le han  valido el sobrenombre de “la Sixtina de Estepa”.

Un poco más arriba, está la Casa de la Cultura donde se puede  echar un vistazo al mural de Estepa a base de cuadros pintados por los alumnos del taller.

Pasada la Plaza Vieja, en el flanco izquierdo de la calle Ancha, aparece una casa-palacio en la que está instalado el Museo Arqueológico, que expone una gran colección de fósiles, fragrmentos de cerámica, esculturas e inscripciones. Cerca se levanta la torre de la Victoria, único resto del convento del mismo nombre y símbolo de Estepa.

Desde aquí se asciende hasta el cerro de San Cristóbal, conocido como el “balcón de Andalucía” por las magníficas vistas que se contemplan. Luego, se puede visitar la iglesia del convento de Santa Clara, cuya sobria portada contrasta con el recargado retablo mayor de su interior.

Por otra parte, destaca la iglesia Mayor de Santa María. En su interior se conservan restos de la mezquita y de la iglesia medieval, sobre la que se levantó el templo actual, que guarda sobresalientes obras de arte. Enfrente está  la torre del homenaje, de estilo almohade. También  en el cerro se pueden visitante la iglesia de Nuetra Señora de Gracia y el  convento de San Francisco.

Por último, bajando por la calle Libertad se llega a la iglesia del Carmen donde llama la atención la portada del mármol barroc y la pequeña espadaña que la culmina.

Dejar respuesta