La Alberca es un precioso pueblo situado en  la comarca de la Sierra de Francia-Quilamas, en la provincia de Salamanca (Castilla-León, España). Se trata del pueblo  más famoso  de esta parte de  la  sierra salmantina, calificado desde 1940 como conjunto artístico nacional. Se encuentra a 77 kilómetros de Salamanca.

Además, los productos albercanos más destacados son las sabrosas chacinas,  la miel, el turrón y las obleas. Asimismo destaca el arte del bordado serrano, que alcanza su máxima expresión en la amplia variedad y riqueza de trajes femeninos usados en las fiestas albercanas.

El caserío de La Alberca es un precioso conjunto de arquitectura popular en el que se combinan los usos arquitectónicos originales  de la comarca: casas de tres plantas sobre bases de granito y fachadas con notables  entramados de madera, cuyos huecos se compactan perfectamente con piedras, barro o argamasa. Todo un hito salmantino.

Los distintos niveles se disponen en saliente, de manera  que los amplis voladizos y aleros de los edificios apiñados tienden a juntarse en la altura y las calles empedradas  se envuelven en una  singular atmósfera de luces y sombras.

Luego, la Plaza Pública, porticada en tres de sus flancos se concentra en torno a un artístico crucero, que se levanta sobre una columna labrada con los símbolos de la Pasión y coronada por una cruz de doble faz: de una parte se efigia el Crucificado, del otro la Virgen. Bajo los soportales se ubican  bares, tiendas y la  Casa Consistorial.

La iglesia parroquial es una  construcción del siglo XVIII, con dos portadas y una robusta torre. En su interior, de tres naves, sobresalen el púlpito granítico (siglo XVI), con relieves polícromos,  y la talla en madera del Cristo del Sudor que preside uno de los retablos barrocos.

En definitiva, te recomiendo acudir a este singular pueblo. Muchos turistas suelen visitar la capital salmantina, pero deberían añadir pueblos como La Ablerca siempre y cuando tengan tiempo para ello.

Dejar respuesta