Pastrana, la capital de La Alcarria

Pastrana es un precioso y pequeño pueblo de la provincia de Guadalajara (Castilla-La Mancha). Se encuentra a 45 kilómetros de Guadalajara y 95 de Madrid, y es la capital de la singular comarca de La Alcarria. Fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1966.

Destaca como una villa alcarreña de trazado y ambiente medieval, con importantes monumentos, densa historia, cerca de la zona de los embalses de Guadalajara. Además, sobresale por la gran belleza de Semana Semanta Santa y su excelsa gastronomía con su miel, los asados de cabrito y cordero, las yemas de Pastrana y sus truchas.

La visita debe iniciarse en la plaza de la Hora, que es donde se encuentra el Palacio Ducal. Este palacio renacentista fue proyectado por Alonso de Covarrubias a finales del siglo XVI. Destaca su portada plateresca flanqueda por columnas corintias y rematada con el escudo ducal. En uno de los huecos se aprecia la reja que cierra la estancia donde la princesa de Eboli estuvo presa por orden de Felipe II.

Detrás del palacio, se halla el convento de San Francisco, fundada por Santa Teresa. Otros edificios que forman la plaza son la casa del Deán, que fue hospital, y la ermita de Santa Ana.

En la popular plaza de los Cuatro Caños, existe una fuente de 1731. Al norte, se halla el colegio de San Buenaventura. Volviendo a la plaza de los Cuatro Caños salimos a la plaza del Ayuntamiento donde se alza la colegiata e iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, el edificio religiso más importante de Pastrana. En ella destacan la torre, la portada, el coro, el retablo, el panteón y la sala capitular donde se ha instalado un museo con magníficos tapices falmencos del siglo XV, un Cristo románico, pinturas de El Greco, y piezas de orfebrería religiosa.

Finalmente, antes de abandonar Pastrana, el turista debe contemplar el convento de San José, fundado por Santa Teresa y la princesa de Eboli; la casa de Moratín, donde se cree que el autor escribió algunas de sus obras, entre ellas la famosa El sí de las niñas; y el convento del Carmen que posee una iglesia y un museo de historia natural.

Foto vía Jorge Tutor 

Dejar respuesta