Fornells, un hito de Menorca

Fornells es un bello pueblo ubicado en la bahía de su mismo nombre, en el norte de la isla de Menorca (Islas Baleares, España). Sobresale por ser  un pueblo de pescadores  que se ha ganado un reputado prestigio  debido a la sabrosa  caldereta de llagosta.

En los conocidos restaurantes del puertecito de Fornells, el marisco o el pescado resulta excelente. No obstante, la caldereta de llagosta es su máxima referencia, todo un icono. La langosta debe cocerse viva, atada, y luegop se trocea para rehogar estos cortes en un sofrito hecho a base de cebolla, tomate, ajo, perefil y una cucharada de coñac, más el propio caldo de la cocción.

En la época  de Felipe IV de Castilla se ordenó la construcción de un fuerte  para proteger a la bahía de Fornells de las peligrosas invasiones  berberiscas. La bahía era y es un gran refugio para embarcaciones y un punto de acceso al interior menorquín.  El fuerte, denominado castell de Sant Antoni, está  hoy en día totalmente derruido, salvo unos muros.

En la actualidad, Fornells es un apacible lugar turístico  y de veraneo. Cuenta con un moderno muelle para embarcaciones de recreo y deportivas, un bonito paseo marítimo y varias  instalaciones turísticas. Las callejuelas de la parte antigua cautivan, sobre todo,  las que rodean la iglesia de Sant Antoni Abad.

Asimismo, las ruinas de un antiguo fortín de defensa artillería, el castell de Sant Antoni, marcan el sitio donde posiblemente se levantaron las primeras casas, junto al mar Mediterráneo. Por la avinguda de Tramuntana o por el carrer dels Vivers, en el extremo de la bahía, se llega  a la torre de Fornells, construida en el siglo XVIII.

Finalmente, la bahía de Fornells es en sí misma un conjunto digno de admirarse. La cierran la punta de Na Guillermas y el cap de Fornells. Además,  en la bahía existen  unos islotes en los que habita  una largatija endémica y  hay una torre de defensa perteneciente a los ocupantes ingleses de Menorca  durante el siglo XVIII.

Dejar respuesta