Sahagún, un bello enclave leonés

plaza-ayuntamiento-sahagun-leon

España tiene verdaderos tesoros a lo largo de su geografía. Uno de ellos es Sahagún, un pueblo ubicado en sureste de la provincia de León (Castilla-León).  Se trata de uno de las localidades más turísticas  de España a causa de su  historia, su riqueza monumental, su Semana Santa, sus fiestas,  su gastronomía y ser lugar de paso del transitado Camino de Santiago.

Su origen está relacionado con la creación de un monasterio benedictino en el siglo XI, en el sitio donde se veneraban los restos de mártires San Facundo y San Primitivo. Dicha fundación se realizó debido al apoyo total del rey Alfonso VI en 1072 y llegó a ser el más importante  núcleo de la orden benedictina en la Península.

En lo arquitectónico, sobresale  por ser uno de los focos principales del mudejarismo leonés. De aquella importante abadía solo  quedan la torre del Reloj,  el arco de San Benito y la capilla de San Benito.

Junto a estos restos se encuentra el Museo de las Madres Benedictinas, con notables piezas como una custodia de Enrique de Arfe y la Virgen de la Peregrina. En las afueras de Sahagún, están  el convento, la iglesia y el monasterio de la Virgen de la Peregrina, en un alto sobre la vega de río Cea.

Del siglo XII es la bella  iglesia de San Tirso, románica y con una formidable torre de ladrillo. Del siglo XIII es la de San Lorenzo, enclavada en el antiguo barrio morisco, en cuyo interior se encuentra el Museo de la Semana Santa. Asimismo, recomiendo visitar la iglesia de la Trinidad, la ermita de la Virgen del Puente,  la iglesia de San Juan  y el puente del Canto

Finalmente, se debe probar  el postre típico de Sahagún: los amarguillos, hechos con almendra, harina y huevo. Además, son conocidos sus caracoles, sus puerros, sus ancas de rana  y su lechazo asado.

Dejar respuesta