Guadix, la belleza granadina

Guadix es una preciosa ciudad perteneciente a la provincia de Granada (Andalucía, España). Ubicada en el lugar natural de paso entre el interior y el levante, la ciudad atesora un notable legado monumental e histórico. Se trata de uno de los lugares de asentamiento más antiguos de la península Ibérica. Los restos hallados en su territorio se remontan hasta el hombre de Neanderthal.

El topónimo actual de Guadix proviene del período de dominación árabe, en el que fue bautizada como Guadh-Haix, “río de la vida”. Durante aquellos tiempos,  la ciudad llegó a competir en riqueza y esplendor con la bella Granada. Asimismo, Guadix sobresale por sus labores alfareras, especialmente, la jarra occitana.

La plaza de la Catedral compone un importante conjunto arquitectónico y monumental de la ciudad. A ella se asoma la portada dieciochesca de la Escuela de Artes y Oficios, así como  la Iglesia de San José (siglos XVI-XVII). No obstante, el monumento más importante y que da nombre al conjunto es la Catedral. Es un templo erigido entre los siglos XVI y XVII según un proyecto de Diego de Siloé, si bien no se terminó totalmente hasta finales de XVIII.

En las cercanías de la plaza de la Catedral se encuentran la plaza de las Palomas o de la Constitución, y la iglesia y convento de la Concepción. Al sur de la plaza de la Constitución se levanta el convento del San Francisco y un poco más lejos la iglesia de Santa Ana, en el centro del barrio al que da nombre.

Al norte de la ciudad, en el barrio de San Miguel, se hallan  las iglesias de Magdalena y de San Miguel. Cerca de allí, en el barrio de Santiago, esá la iglesia de San Agustín. El mismo entorno acoge el palacio de Peñaflor.

Finalmente, la alcazaba árabe, de la época califal, y los restos de la muralla como el torreón del Ferro, dan paso al barrio de las Cuevas. Se trata de un espacio urbano formado  por viviendas excavadas en la tierra, de las que unas 2.000 están habitadas actualmente. Su origem data de la época de la Reconquista.

Foto vía A Guadix de paseo

Dejar respuesta