Las islas del oeste de Escocia

Resulta soprendente,  que incluso un país tan densamente poblado como Gran Bretaña, posea una de las regiones más lejanas y salvajes. En las Hébridas Exteriores, un largo arco de 208 kilómetros en el Atlántico Norte, separado de la península de Escocia por un canal turbulento llamado el Minch, geográficamente nos encontramos tan lejos de Londres  como de Ginebra, culturalmente incluso más lejos, ya que la antigua lengua gaélica se habla aquí.

El principal puerto de partida desde las Islas Oeste es Ullapool. El pintoresco antiguo puerto de pesca, construido en la década de 1700, descansa tierra adentro en un lugar llamado Loch Broom, rodeado de montañas cubiertas de brezos.

En este lugar hay hoteles aceptables, restaurantes de excelente marisco y bares animados. Además, el paisaje de las Islas Oeste es increíblemente bonito, pero las ciudades y los pueblos son lugares adustos y funcionales.

A continuación, nos dirigimos a Stornoway. Se encuentra en la costa este de las islas Hébridas Exteriores más grandes y más al norte, en la “Isla Larga”, que está dividida en dos: Lewis (Leodhas) y Harris (Na Hearadh). Se puede disfrutar de la floreciente grandeza victoriana y su rica gastronomía.

Hacia el sur por la carretera de la costa, uno de los monumentos prehistóricos más impresionantes, el Anillo de Callanish, da al lago. Este círculo neolítico está formado por unas 50 piedras, y se erigió entre el 3.000 y el 1.5000 a.C. para fines religiosos desconocidos. Luego, hay  visitar la costa oeste de Harris Sur y Harris Norte.

Más tarde, iremos a la Isla del Norte Uist, puerta hacia los tramos del sur de la cadena hébrida. Salvajamente bonito y poco poblado, Uist Norte, Benbecula y Uist Sur están conectados por un paso elevado. Entre las largas playas de conchas en la parte del Atlántico y el laberinto de rocas, acantilados, islas y ensenadas de la costa este de estas islas, se alzan espectaculares picos, como el Beinn Mohr de Uist Sur.

Finalmente, completarremos nuestro trayecto acudiendo a Castlebya, Mingulay, Berneray, Skye, Ulig y Portree. En defnitiva, un viaje único que hará las delicias de los turistas.

Foto vía Universo Marino  

Dejar respuesta