Los jardines de Tivoli

Los jardines de Tivoli se encuentra en Copenhague (Dinamarca) y son una de las atracciones más conocidas y apreciadas de esta bella ciudad del norte de Europa. Están situados en lo que antiguamente era un parte de las fortificaciones que rodeaban la capital danesa. En 1841, convencieron al rey Cristina VIII para que permitiera la instalación de un parque de recreo en la zona para el deleite de la población.

Es un lugar ideal para toda la familia, en el que los niños pueden jugar y los adultos disfrutar del precioso entorno. Se trata del segundo parque de atracciones de Dinamarca tras el Bakken.

Los jardines reciben unos cinco millones de visitantes cada año, más que cualquier otra atracción turística del país. Son igual de populares entre grandes y pequeños, y abren hasta la medianoche entre semana, y hasta la una de la madrugada los fines de semana.

En los jardines hay plantadas miles de vistosas plantas, que florecen en verano, y la gente pasea bajo los viejos árboles antes de dirigirse a algunos de los muchos cafés o restaurantes del parque, varios de los cuales son de los más sofisticados de la ciudad. Además, hay un escenario al aire libre, que ofrece espectáculos a diario, y una sala de conciertos de prestigio internacional.

De noche, el parque se ilumina con miles de luces con colores las cuales se reflejan en todas las superficies. El lago, en particular, adquiere un aspecto maravilloso, especialmente cuanso se hacen exhibiciones de fuegos artificiales, que en verano se celebran todos los fines de semana.

Los jardines son muy populares entre los niños, para los que hay todo tipo de atracciones recreativas tradicionales, como montañas rusas o tiovivos. Durante el inverino, el lago se hiela, y la multitud de patinadores se deslizan sobre su superficie con sus coloridos gorros, abrigos y guantes. En Navidad, el parque recreativo.

En resumen, si uno viaja a Copenhague debe acudir a los jardines de Tivoli. Por cierto, su nombre procede Tívoli, ciudad italiana en la que se construyeron uno de los más bellos jardines del Renacimiento.

Foto vía Tres Viajes al Día

Dejar respuesta