Copenhague, la joya danesa

Dentro de las ciudades danesas sobresale su capital, Copenhague. Es una localidad bella, atractiva, limpia y acogedora. No es un lugar excesivamente caro para viajar. Por ejemplo, desde Madrid salen vuelos hacia Copenhague entre 150 a 300 euros (incluso más asequibles) según la época del año. Y una estancia de un fin de semana puede salir por 300-400 euros.

Copenhague  ofrece a sus visitantes muchas otras imágenes además de la consabida Sirenita y las casitas de colores de Nyhavan. En esta ciudad danesa uno se encontrará a gusto con su gente pues se trata de una localidad acogedora, limpia y tranquila. Un lugar ideal para disfrutar durante un fin de semana.

La Sirenita  es una  escultura de una sirena de bronce fundido que se halla en el Parque Langelinie, en la Bahía del Puerto de Copenhague, sobre unas rocas que penetran en el mar.   Mide 1,25 metros y pesa 175 kilogramos. Es el icono de Copenhague y se inspira en el popular cuentos de hadas de Hans Cristian Andersen titulado “La Sirenita”. En el 2013 cumplirá 100 años.

Las coloridas casas del puerto de Nyharn rivalizan con la Sirenita en cuanto a popularidad. Se encuentran en el antiguo barrio de pescadores. Hoy en día es un lugar muy bello donde conviven barcos y veleros con numerosos restaurantes, bares y terrazas. Resulta ideal sentarse en un terraza, tomarse una típica cerveza danesa y contemplar el paisaje; y si sale un día soleado, mejor imposible.

Si nos adentramos en el centro, las calles centrales del barrio latino y del Sroget están muy animadas, al igual que el elegante barrio de Vestebro o el Tivoli, uno de los parques de atracciones más antiguos del mundo. Asimismo, merece la pena visitar la Ciudad Libre de Christania, un barrio hippie que tuvo su auge en los años 70 y ahora va recuperando su esplendor.

Además, Copenhague también alberga los canales de Christanavan (ideales para navegar en barco); el castillo de Rosenborg; los palacios de la plaza Amalienborg; Det Kongelige Teater, el teatro real; la Iglesia de Nuestro Salvador; la Opera de Copenhague; Frederiks Kirke, la Iglesia de Federico;  y la Torre Redonda con magníficas vistas del Copenhague más antiguo.

En Copenhague podemos visitar varios e importantes museos como la Glyptotek, el Museo de Bellas Artes, el Museo Nacional, la villa de Ordrupgaard, el Dansk Design Center y el Carlsberg Visitors Centre.

Por último, en Copenhague es muy común el uso de la bicicleta y cuenta con numerosos parques y jardines. Entre ellos sobresalen los parques de Valbyparken,  Fælledparken y Kongens Have.

1 Comentario

Dejar respuesta