El ambiente de día en Buda

Buda, la Colina del Castillo, una colina de 170 metros de altura desde la que se domina toda la ciudad, es la atracción turística por excelencia de Budapest, capital de Hungría, y su mejor carta de presentación. Desde sus miradores se puede obtener la mejor panorámica de Budapest, así como el omnipresente río Danubio.

Fue el primer núcleo urbano de la actual capital húngara y el lugar donde se desarrollaron los hechos históricos de relevancia antes de su unión con Pest, además de que en ella se conservan los vestigios medievales de Budapest. Tiene dos áreas bien diferenciadas : el Palacio Real y la Ciudad Antigua, donde vivía la población en la Edad Media.

El Palacio Real y sus alrededores son la parte monumental de la Colina del Castillo. Su atractivos se limita a la contemplación del rico patrimonio artístico de sus museos y al recorrido de los jardines y los miradores sobre el Danubio. Por la noche el recinto se cierra al público, pero se pueden buscar panorámicas aún más bellas a la caída de la tarde en el Bastión de los Pescadores.

La antigua ciudad medieval, Barrio del Castillo, está repleta de visitantes que acuden a empaparse de un poco de historia húngara y a abarrotar tiendas y restaurantes. Por la noche, cuando el barrio permanece desierto, es el momento en el que despliega todo su romanticismo.

Por otro lado, el trayecto que discurre por la ribera del Danubio desde Ybl Miklos Ter hasta Geliért contiene algunos de los mejores baños termales de Budapest y unas vistas inigualables del río que separa Buda y Pest. Es una zona con restaurantes, pero sin comercios ni atracciones nocturnas.

En la estacón de Delhi Pályaudvar se abre un largo camino de zonas verdes que culmina en el monte Gellért, cuyo valor panorámico está fuera de cuestión.  Los alrededores cuenta con cierta animación nocturna que se incrementa al norte.

Por último, el resto del sector corresponde a zonas verdes donde no hay más atracciones que las propias de un parque, con la excepción de la cumbre de la Citadella y su discoteca.

Foto vía Me marcho a Budapest

Dejar respuesta