Arlon, un precioso rincón belga

Arlon  es la capital de la provincia de Luxemburgo en la región llamama la “Lorena belga” (Bélgica). Es una coqueta  ciudad de origen romano que se halla  a  sólo cuatro kilómetros del Gran Ducado de Luxemburgo y a 190 kilómetros de Bruselas. Asimismo, Arlon  comparte con Tournai y Tongeren el estatuto de ciudad belga  más antigua.

En Arlon, se puede ver  uno de los museos más destacados de Bélgica, el Musée Luxembourgueois.  Sobresale  en lo que se refiere a la escultura funeraria belgo-romana. En la planta baja, existen cinco salas dedicadas a un período. La sala I documenta el período paleolítico;  la sala II, el período neolítico; y la sala III, l Edad de Bronce y del Hierro. En la sala IV se exponen cerámicas, vidrios, joyas, monedas, pequeños bronces y utensilios de la época belgo-romana.

La sala V es una galería lapidaria (siglos I al XII) que acoge una maravillosa colección de estelas funerarias de los siglos I y II, posteriormente usadas para la construcción de la ciudad. En la primera planta, la sala VI se dedica  a la época merovingia; la sala VII muestra antiguos interiores de viviendas típicas regionales; y la sala VIII aborda el arte religioso.

Luego, se debe visitar la Grand Place. Al lado de ella se conservan restos de una torre romana. En la plaza se hallan interesantes palecetes del siglo XVIII, así como la iglesia tardogótica del San Donato, de 1626, en cuyo tesoro se conserva el vestuario litúrgico de San Bernardo de Claraval. Encima, desde lo alto de la torre se puede admirar un magnífico panorama.

También, se tiene que visitar el Museo Gaspar el cual se centra en la historia del arte regional y  la iglesia  Saint-Martin, mandada erigir por el rey Leopoldo II entre 1907 y 1914, de estilo neogótico.

Finalmente, a 14 kilómetros está Habay-la-Neuve y a dos kilómetros de esta localidad se alza el castillo del Pont d’Oye, del siglo XVIII. Actualmente,  alberga las dependencias de un hotel.

Dejar respuesta