Viena para niños

La capital de Austria, Viena, suele ser una ciudad asociada al turismo de adultos. Sin embargo, si vamos con niños podremos disfrutar con ellos en varios lugares. Los más pequeños podrán deleitarse tanto como los mayores en esta bella localidad del centro de Europa.

1º. Jardín zoológico de Schönbrunn:

Este zoo, el más antiguo del mundo (fundado en 1752 como Casa Imperial de Fieras), alberga todo tipo de animales, desde elefantes y reptiles hasta mariposas. La mayor parte vive en recientos de estilo barroco.

2º. Parque de Schönbrunn:

Este parque cuenta con dos maravillosos laberintos. Irrgarten, de estilo francés, sigue el trazado original del siglo XVIII y una vez que se ha encontrado el camino entre los setos se llega a una plataforma con vistas sobre la zona. Labyrinth, de estilo inglés, cuenta con una zona de juegos, un caleidoscopio gigante y divertidos columpios para jugar y trepar.

3º. Marionettentheater Schönbrunn:

El Teatro de Marionetas del pequeño teatro de la corte de Schönbrunn ofrece maravillosas actuaciones, que gustan tanto a niños como a mayores. La pieza maestra indiscutible del repertorio es su versión de La flauta mágica de Mozart.

4º. Riesenrad:

La Noria Gigante del Prater tiene cien años de antigüedad y ofrece una vista impresionante de los tejados de la ciudad. Un pequeño museo situado en la zona de entrada ilustra la historia de la noria y de la ciudad en una de las antiguas cabinas rojas.

5º. Piscina Diana-Tropicana:

Existen varias piscina infantiles en Viena, pero Diana-Tropicana es la única qu cuenta con dinosaurios, barcos pirata y un tobogán acuático por el que se puede ir hacia arriba además de bajar.

6º. Haus des Meeres:

Peces y reptiles de todas partes del mundo han encontrado un hogar en esta antigua torre antiaérea del Esterhaypark. Se puede viajar desde el gélido mar del Norte hasta los grandes arrecifes de coral australianos. Los niños disfrutan especialmente viendo dar de comer a tiburones y pirañas, y acariciando a las escurridizas e inofensivas serpientes.

Foto vía Trivago

Dejar respuesta