La Casa de Freud, una sorpresa vienesa

casa de freud viena

La Casa de Freud se encuentra en la calle Berggasse, 19, de Viena, capital de Austria. Es un edificio burgués tradicional en el que  Freud vivió desde el 20 de septiembre de 1891 hasta el 5 de junio de 1938. Una visita más que recomendable si uno viaja a Viena. Merece mucho la pena.

Está abierta desde las 9.00 a las 17.00 horas todos los días, hasta las 18.00 horas desde julio a septiembre y de 9.00 a 16.00 horas desde octubre a julio. La entrada vale 6 euros. Está muy bien comunicada.

En el interior, uno tiene la impresión de que la atmósfera no ha cambiado casa nada. En primer lugar, se accede el apartamento destinado a las consultas y la famosa sala de espera. Antes era el despacho del doctor Victro Adler, fundador de la socialdemocracia de Austria.

Además de la sala de espera, se pueden contemplar dos habitaciones (entre ella el despacho de consulta) que contienen bastantes recuerdos de Freud, sobre todo, las  antigüedades de su colección personal, muchas de las cuales decoraban el despacho de Freud.

Por otro lado, destaca la notable  presentación de documentos, recuerdos y fotografías, varios de ellos inéditos. Entre otras se puede observar una fotografía dedicada de Yvette Guilbert, un ejemplar del periódico France-Soir del 25 de septiembre de 1939 en el que se anunciaba su fallecimiento y una caja de carta del tarot.

Muchos objetivos conmemorativos permiten al visitante tener la impresión de estar dentro de la vida cotidiana del célebre psicoanalista. También cuenta una importante biblioteca con 25.000 títulos, accesible a los investigadores; además  tiene  publicaciones de Freud en su edición original.

Por último, una sala de televisión difunde  películas de la década de 1930 en las que se contempla al famoso personaje en compañía de sus seres más queridos. De vez en cuando se organizan interesantes exposiciones temporales sobre temas psicoanalíticos.

Foto vía Diario Clarin

Dejar respuesta