Graz, la elegancia austríaca

Graz es una deliciosa y tranquila ciudad del sureste de Austria. La elegante Graz se encuentra en las  orillas del río Mur  a 189 kilómetros de Viena. Su casco histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1999.

Fue Capital Europea de la Cultura en 2003. Su fama viena por su espectacular mezcla de arquitectura que se remonta al siglo XV. Además, es una ciudad con gran tradición universitaria, la segunda en importancia de Austria y un paradigma de la preciosidad de este país centroeuropeo.

El centro de la ciudad vieja de Graz, con sus tejados rojos, está dominado por la Schlossberg, la colina que se alza sobre ella. Graz es una localidad genuina, llena de cultura y arquitectura, desde palacios barrocos hasta modernas construcciones como el Kunsthaus, una galería de arte a orillas del río construida en el 2003.

La huella histórica también se nota en Graz. Así, en 1379, Graz se convirtió en la sede de los Hasburgo. Federicó III, rey de Alemania, emperador de Austria y del sacro imperio germánico dejó su huella en la ciudad con su lema: “Austria Est Imperare Orbi Universo”. A principios del siglo XIX, el archiduque Juan fundó el primer museo de Austria y marcó su futura tendencia cultural.

Graz está llena de museos. De todos ellos, sobresalen el Landesmuseum Joanneum, un enorme museo de historia natural;  el Landeszeughaus, con su extraordinaria colección de más de treinta ejemplares de armaduras y armas; el Museo del Juguete; el Museo del Crimen; el Museo Johan Puch.

Además, la arquitectura es el mayor icono de Graz. Entre los puntos más interesantes, está el fabuloso patio renacentista italiano del Landhaus; el Schloss Eggenberg, un palacio barrodo del siglo XVII; la bella catedral de Domkirche; el mauselo barroco de Fernando II; las ruinas de castillo de Gosting; el carrillón (Glockenspiel); la torre del reloj (Uhtrurm); y la iglesia Stadtpfarriche.

En defintiva, una ciudad ideal para visitar durante un fin de semana y disfrutar con la belleza de Austria en estado puro. Graz no defraudará, antes al contrario.

Foto vía eTurismo viajes

Dejar respuesta