Bludenz es una bonita ciudad situada en el estado de Vorarlberg, en el oeste de Austria. Se encuentra en el valle de Ill, a los pies de las estribaciones occidentales del Arlberg, a unos 588 metros de altura. Constituye un interesante punto de partida de excursiones  los Alpes y posee algunas industrias textiles y de chocolate. Se la conoce desde el año 830 como Villa Pludono.

El casco antiguo, formado por calles flanqueadas por típicas casas con soportales, está dominado por una pequeña colina en la que se encuentran los edificios más interesantes. Una larga escalera cubierta asciende hasta la iglesia parroquial de St.Laurentius, construida en estilo gótico tardío en 1514. Su pesada torre-campanaria data de 1670.

En el interior destacan dos sobrios altares barrocos de mármol negro y dos tablas de Los Desposorios de la Virgen y La Visitación, pintadas en 1510. Detrás de la iglesi se encuentra el castillo Gayenhofen, erigido en el siglo XIII, casi totalmente reconstruido en estilo barroco durante el siglo XVIII y restaurado en la década de 1990 para albergar oficinas administrativas.

Por otro lado, debemos visitar el Stadtmuseum. Este museo local está instalado en la Oberes Tor, puerta de la ciudad que formaba parte de las fortificaciones de finales del siglo XV. Alberga obras de arte religioso, góticas y barrocas, y tiene una sección dedicada al folklore. Abre desde las 15.00 a las 17.00 horas de junio a septiembre todos los días excepto los domingos.

En los alrededores de Bludenz se encuentra Ludesch. Se trata de una pequeña población en la que destaca aislada sobre una colina, la iglesia de St.Martin construida en estilo románico-gótico entre los siglos XII-XV.

Además, a 22 kilómetros se halla el Grosses Walsertal que es un valle formado por el río Lutz, que constituye una de las últimas etapas en la emigración hacia oriente de la población Wlaser, que en el siglo XIV se encontraba en la meseta de Goms, en el cantón de Valais (Suiza). Hoy en día es una importante zona de veraneo.

Dejar respuesta