Alpbach, un precioso pueblo austríaco

Alpbach es el ejemplo perfecto de un pueblo tirolés. Se encuentra en el oeste de Austria, en la región de Alpbachtal del Tirol, dentro de los Alpes de Kitzbühel. En verano es un lugar espléndido para hacer senderismo, y en invierno es ideal para practicar el esquí y el snowboard.

El primer registro del nombre Alpbach es de 1150, pero no hay duda de que la localidad existía mucho antes, ya que la región lleva habitada desde hace más de mil años. Situado en la parte alta de un valle, el pueblo estaba aislado y casi no recibía visitantes hasta que se construyó una carretera en 1926.

Debido a esta relativa falta de contacto con el mundo exterior, los lugareños conservan su tradicional y característico estilo de construcción de casas de campo de madera, con tejados empinados y balcones que en verano se llenan de flores. Aunque el turismo ha hecho que el pueblo crezca, todos los edificios nuevos deben construirse, por ley, con el estilo arquitectónico tradicional, por lo que la localidad mantiene su encanto.

Alpbach es lo bastante pequeño como para tener una atmósfera relativa e íntima, y aunque los bares y pubs abren hasta tarde, sigue siendo muy tranquilo. Uno se sentirá imbuido en el ambiente tirolés.

A sólo 45 minutos de Innsbruck, el pueblo es muy popular entre los visitantes, tanto por sus paisajes como por las actividades de ocio de primer nivel que ofrece. Hay pistas de esquí para todos los niveles, desde principiantes hasta los más expertos, en Wiedersbergerhorn.

La cercana granja Vorder-Unterberg construida en el siglo XVII y habitada hasta 1952, es hoy en día un museo que ofrece una fascinante perspectiva sobre el estilo de vida tradicional de los agricultores de esta región alpina.

Por útimo, uno debe hacer una excursión por la montaña Galtenberg y la zona de Inneralpbach, ascender a la cresta del Gratlspitz y ver el tejado dorado de la ciudad antigua en Innsbruck.

Foto vía Tripadvisor

Dejar respuesta