La ruta del quebrantahuseos, una maravilla andorrana

portada_que.1

Andorra es un pequeño país situado en medio de los Pirineos. En sus tierras, la naturaleza ocupa un papel principal, además de su flora y fauna. Así, el quebrantahuesos, una ave carroñera que está  protegida y en grave peligro de extinción, habita en Andorra.

Para conocer a esta singular ave se puede completar una sencilla y dinámica ruta que dura 180 minutos y arranca en la iglesia románica de Santa Coloma, en la parroquia de Andorra la Vella, una iglesia del siglo IV ubicada en Santa Coloma.

El siguiente hito de la ruta es  Collet de Sant Vicenç d’Enclar, un pueblo situado a unos 30 minutos. Esta ruta discurre junto al río Valira y está rodeada de viras de las cimas más altas del Principado de Andorra  como el Bony de la Pica (2.405 metros) o el Pic d’Enclar ( 2.383 metros).

El camino arranca  una altitud de 989 metros y se puede ver una a gran variedad de carroñeros como  águilas doradas, gavilanes, halcones abejeros y halcones pelegrinos.

En  Collet de Sant Vicenç d’Enclar hay dos opciones perfectamente indicadas por carteles, girar a la izquierda hacia la ermita de Sant Vicenç o a la derecha hacia el Camí d’Enclar para llegar a la cima del Bony de la Pica. Tomamos el caminio a  la ermita románica de Sant Vicenç desde donde podemos disfrutar de bellas vistas panorámicas.

En la Vall d’Enclar habita la población de rebecos más importante de Andorra y es el sitio idóneo para observar la fauna y la flora más característica de los Pirineos. Entre ellos, el quebrantahuesos, un curioso animal cuya   envergadura  supera los 2 metros. Frecuenta los sitios más salvajes de la alta montaña y  presenta  una forma de alimentarse muy diferente al resto de aves.

Así, suele llevar  huesos y caparazones por los aires y los deja caer sobre las rocas para que se rompan y poder recoger los huesos rotos y fragmentos de carne que le encantan.

En definitiva, la ruta del quebrantahuesos es un  espectáculo natural que cuenta con todos los elementos para erigirse en uno de los itinerarioso preferidos de los amantes de la naturaleza y el ecoturismo. Además, es accesible tanto para adultos como para niños.

Foto vía Pirineo.com

Dejar respuesta