Berlín, la capital histórica de Alemania

Berlín es la capital de la República Federal de Alemania. Se encuentra en el nordeste alemán, sobre el río Sprre. A 70 kilómetros está la frontera con Polonia. Se trata de un lugar maravilloso para visitar.

Desde la reunificación de Alemania en 1990, la localidad alemana ha emergido de su pasado en ocasiones oscuro y se ha reinventado a sí misma como un centro cultural vibrante y moderna que mira al futuro, conviertiéndose en la capital de la modernidad en Europa.

Berlín contiene más de 170 museos y galerías que abarcan temáticas tan diversas como la pintura de los antiguos maestros, el arte del siglo XX y contemporáneo, el antiguo Egipto, el pasado de la ciudad, el diseño y la arquitectura de la Antigua Grecia, la tecnología, la historia natural, la etnología, el arte indio y la cultura europea.

Además, hay que visitar el Memorial del Muro de Berlín. Se trata de un monumento conmemorativo en honor de todos aquellos que murieron intentando cruzar del este al oeste y conserva partes de las secciones interior y exterior, donde podrás mirar desde el lado este para ver los restos de la valla electrificada y los artefactos antitanque de la franja de la muerte.

Por otro lado, Berlín es un imán para los jóvenes, y su vibrante vida nocturna y sus clubes son insuperables. Entre los muchos festivales anuales que se celebran, están el Popkomm, el Myfest y el Día Callejero Christopher, éste último uno de los mayores festivales del orgullo gay de toda Europa.

Berlín posee gran riqueza arquitectónica de varios períodos, y entre otros atractivos están la reconstruida Schloss Charlottenburg, el edificio del Reichstag, la puerta de Brandenburgo, y el Bundeskanzleramt, la sede del canciller alemán y uno más de los muchos ejemplos de arquitectura moderna con la que los berlineses están reconstruyendo su ciudad.

Por último, en el Kurfüstendamm se encuentran boutiques caras y cientos de sofisticados restaurantes y cafés para elegir. Si quieres algo más relajado, ve al parque Tiergarten o da un paseo por la Unter den Linden, desde la puerta de Brandenburgo hasta el río.

Foto vía Vuela Viajes

Dejar respuesta